Una relación tóxica entre los padres deja secuelas en los hijos

20

Indirectamente una relación tóxica entre los padres deja una gravísima huela negativa en la formación de sus hijos. Todo esto se debe porque se convierten en espectadores y muchas veces en el intermediario de las disputas.

In visible box by 89928ef7d31b2507b202da52c1f10e83
Pero veamos que es una relación tóxica, se ha calificado con tal término, a esa interacción entre ambos individuos intolerable y que muchas veces puede ser nociva para la condicional emocional de estos.

Si no se controla este tipo de relación, los hijos pueden replicar estas conductas a futuro, además de experimentar desunión y falta de apego hacia alguno de los padres. Las consecuencias son innumerables.

Sin embargo, en este apartado queremos hacer especial mención y un análisis a las conductas que puede adoptar un pequeño, que es espectador y víctima indirecta de una relación tóxica entre sus padres.

 

Trastornos psicológicos

Un niño que observa y es introducido forzosamente a convivir en un hogar disfuncional, es un niño que progresivamente desarrolla algún trastorno si no se controla la relación o si no se frena a tiempo.

In visible box by 89928ef7d31b2507b202da52c1f10e83

Dentro de los comportamientos, que son aceptados como “normales” en una sociedad, puede que este pequeño no se adapte a su entorno, viviendo el recuerdo de algún tipo de maltrato visto esa relación tóxica que adopta.

Según la organización mundial de la salud (OMS), son las enfermedades de índole psicológica la primera causa de incapacidad laboral a nivel mundial. ¿Y esto a qué se refiere?

Esto llama a la reflexión y hace referencia a que si los niños o jóvenes que viven en un hogar completamente disfuncional, crecen con este tipo de conductas anormales y de trastorno psicológico. Su futuro estará truncado.

In visible box by 89928ef7d31b2507b202da52c1f10e83

 

Desatención en el hogar

Uno de los tipos de expresión de relaciones tóxicas, son la desatención que nace por los padres hacia sus mismos hijos.

Esto se observa de la siguiente manera, una persona maltratada física o verbalmente tiene una herida emocional, lo que es indicativo al desequilibrio psicológico y no guarda la atención suficiente que puede requerir su hijo.

Lo cuales se convierten en víctimas, ¿y qué produce esto?, un déficit afectivo, que a su vez se refleja en la conducta social a sus semejantes, llevándolos irremediablemente a expresar esa falta de atención recibida.

Muchas de las veces los niños se convierten en las victimas directas de sus padres por separado, ya que al momento que requieren de su atención pueden que sean maltratados o chantajeados de la misma forma.

In visible box by 89928ef7d31b2507b202da52c1f10e83

 

Una conducta que se repite

Como seres humanos, al sentirnos bajo aquello que llamamos “nuestro refugio”, absorbemos sin quererlo, las conductas que nos son familiares y que recibimos durante nuestra infancia y desarrollo.

Esto quiere decir que de alguna manera esa conductas toxicas para muchos se quedan guardadas en el inconsciente y aparecen en los momentos en que nos volvemos a sentir en familia.

En pocas palabras, un niño que ha crecido bajo relaciones tóxicas, puede si no recibe la ayuda adecuada en su tiempo, repetir este mismo patrón cuando ya sea parte o cabeza de su hogar.

In visible box by 89928ef7d31b2507b202da52c1f10e83

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here