Si has pasado momentos en los que te abruman los recuerdos, bien sea de una localidad, tu grupo de amigas, tu familia o esa persona especial. Y has querido volver con ellos para estrecharles un enorme abrazo, tranquilo.

Ads

Esas situaciones por las que pocas veces pasamos, pero dejan huella en una soledad o lejanía son las que más nos ayudan a crecer, adaptarse al cambio resulta ser una de las cosas que más nos cuesta, pero debes asumirlo.

La nostalgia es descrita como ese sentimiento que nos lleva a recordar acontecimientos pasados, los anhelos de una situación ya vivida que se alimentan con los recuerdos.

Cada vez que damos lugar a esa nostalgia algo sucede, puede que entremos en la autolimitación de vivir las cosas que se no están presentando frente y nos cerramos a las posibilidades de experiencias venideras.

 

Vive en comodidad

Ads

Uno de los primeros consejos que podemos ofrecerte para que la nostalgia no ocupe el papel protagónico en los tiempos de remembranzas, es hacer de tu nueva ubicación, espacio o situación algo más cómoda para ti.

En vez de salir de esa zona de confort, trasládala, eso te ayudará a sobreponerte en gran medida a las circunstancias que estás viviendo en estos momentos.

Cuando personalizas la situación e incluso tienes una perspectiva distinta a la que se te ofrece, podrás sobreponerte a la situación nostálgica de forma casi instantánea.

Ads

Ejercítate frecuentemente

Mantenerte en realización con alguna actividad física dispondrá tu mente a preocuparse por progresas en dicha actividad, además que te lleva a estados de buen ánimo, los cuales serán suficientes para mitigar los malos recuerdos.

La práctica deportiva te hará también explorar nuevas locaciones, interactuar socialmente con otros y sin pensarlo esos pensamientos de nostalgia que nacen en soledad desaparecerán.

 

Explora y busca nuevas experiencias

Salir a tomar un viaje. Todo aquello que te haga escapar de los momentos de ocio y soledad que pueden abundar en la soledad, te serán de gran ayuda para no vivir en los episodios del pasado, si no que te llevarán un poco a vivir.

Ads

A vivir las cosas presentes incluso fijarte nuevos objetivos para el futuro, de ser necesario. Visita museos, escápate a parques y aún si en esos lugares nace alguna nostalgia, siempre fíjate que tú eres un ser independiente.

 

Establece una rutina productiva

Ciertamente si te encuentras lejos de casa, una de las cosas que debes hacer para no entrar en la nostalgia es ser más productivo, fija espacios de tiempo donde no le des tregua al ocio, establece intervalos de lectura frecuente.

Además de esto, si no has conseguido algún empleo busca la manera con tus propios recursos de emprender alguna situación que te genere ingresos. Pero eso sí, no des espacio a la soledad, porque será perjudicial.

Ads

Los momentos en los que mantenemos nuestra mente ocupada, no hay tiempo para la nostalgia, puedes establecer contactos con tus seres queridos y siempre hazles saber que tienes una actitud positiva ante los nuevos retos.