Muhammad Ali (1942-2016) es ampliamente considerado como uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos. Él fue el campeón mundial de los pesos pesados en 3 ocasiones y ha derrotado a algunos de los mejores boxeadores de la historia del deporte. Es conocido por su increíble velocidad, fuerza y por declaraciones polémicas.

Ads

Resultado de imagen para frases  Muhammad Ali

  1. “No hay placeres en una pelea, aunque alguna de mis peleas ganadas fueron un placer.”
  2. “Cassius Clay es el nombre de un esclavo. No lo escogí, no lo quería. Yo soy Muhammad Ali, un hombre libre.”
  3. “Si mi mente puede concebirlo y mi corazón puede creerlo, entonces puedo lograrlo.”
  4. “No es arrogancia si puedes sostenerlo.”
  5. “En casa soy un tipo agradable; pero no quiero que el mundo lo sepa. La gente humilde, he descubierto, no llega muy lejos.”
  6. “Nadie sabe qué decir en el vestuario perdedor.”
  7. “Para ser un gran campeón, tienes que creer que eres el mejor. Si no lo eres, haz como si lo fueras.”
  8. “En eso que estás pensando, te estás convirtiendo.”
  9. “Debería ser puesto en un sello postal. Esa sería la única manera en que me podrían pegar.”
  10. “Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón.”
  11. “Lo que me hace seguir adelante son las metas.”
  12. “Soy tan rápido que la otra noche apague el interruptor de la habitación y ya estaba acostado antes de que se apagase la luz.”
  13. “El silencio es oro cuando no puedes pensar en una respuesta correcta.”
  14. “Cuando era niño mi hermano Rudy me tiraba piedras y yo las esquivaba. Esa fue mi manera de aprender mis movimientos: esquivando piedras una a una.”
  15. “Es solo un trabajo. La hierba crece, los pájaros vuelan, las olas acarician la arena… Yo me peleo en un ring.”
  16. “Es la repetición de afirmaciones lo que conduce a la creencia. Y una vez que la creencia se convierte en una convicción profunda, las cosas comienzan a suceder.”
  17. “La vida es una apuesta. Puedes lastimarte pero la gente muere en accidentes de avión, pierde sus brazos y piernas en accidentes de auto; la gente muere todos los días. Lo mismo con los boxeadores. Algunos mueren, algunos se lastiman, algunos siguen. Uno nunca debe permitirse pensar que será uno de los lastimados.”