Muerte de los mil cortes: La técnica más cobarde para terminar una relación amorosa

95

In visible box by 89928ef7d31b2507b202da52c1f10e83

La muerte por mil cortes se practicó en China durante siglos y su procedimiento era letal y sangriento. Un verdugo especialista en anatomía realizaba pequeños cortes finos por todo el cuerpo del condenado. Poco a poco, rebanaba partes de los brazos, el pecho, las piernas y la espalda. El ejecutado exigía su muerte a gritos, pero le era negada: debía sufrir el suplicio de sentir su cuerpo desmembrado una y otra vez.

Una situación similar sucede en las relaciones amorosas hoy en día. Cuando alguien en una relación no tiene el valor para decirle a su pareja que ya no tiene más interés en ella, suele utilizar consciente (e inconscientemente) métodos que van en contra suyo para que la otra persona se termine hartando. La persona que quiere terminar comienza una cadena de fallas que, tarde o temprano, terminarán cansando a su pareja y orillándola sutilmente a terminar.

El principal síntoma de que alguien está saboteando un romance con esta técnica es un cambio súbito de comportamiento y de acciones destructivas. Finalmente, la víctima fracasa en su intento por salvar su relación. El suplicio termina de la misma forma que los sentenciados a morir por mil cortes, torturada con pequeñas incisiones que lentamente se hicieron insoportables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here