En algún momento de nuestras vidas nos hemos topado con esas personas que realizan juicios de valor sin fundamento y que siempre van en pro de disminuir la moral de otros. Esas son críticas destructivas.

Ads

A este tipo de personas se les clasifica en el rango de negatividad o toxicas, puesto que a diferencia de alguien que pueda generar algún aporte significativo al bienestar común, simplemente emite su opinión sin fundamento alguno.

Sus intenciones casi siempre se ven motivadas por emociones mal concebidas, algún mal pensamiento, sea envidia u odio. A este tipo de personas debe ser una piedra la cual no podemos llevar mucho tiempo en nuestras vidas.

Ciertamente hay críticas que nos pueden ayudar a mejorar y que en sí van a desarrollar en nosotros el entusiasmo de alcanzar los objetivos fijados. Pero existen otras que limitan las condiciones propias del ser.

 

La intención es lo que cuenta

Ads

Bien en sí la propia palabra crítica, nace de un juicio de valor que se puede realizar de algo o de alguien ciertamente, pero en distintos contextos y motivos las críticas nacen y se orientan por su intención.

Es decir, una crítica destructiva nace con la intención de desmembrar las motivaciones propias para el desarrollo de alguna tarea, teoría o de la persona misma.

Mientras que una crítica constructiva nace con la intención de modificar o darle una mejor forma a aquello que ya ha iniciado, quizá generando alguna motivación que impulse el alcance que pueda llegar a tener las personas.

Ads

Las características que poseen las críticas en si mismas y les dan forma y dirección de interpretación, son las siguientes:

  • Su intención al decirlas
  • Las palabras que se utilizan para enviar el mensaje
  • La manera en que se dicen

 

Decir adiós al peso de las palabras

Por lo general las personas que están a favor de responder con críticas destructivas usan un lenguaje muy fuerte que van directo a la moral del individuo y eso es acumulativo, generan un gran peso.

Para poder alcanzar el éxito en las cosas propuestas debemos dejar a un lado a este tipo de personas que propugnan solo malas intenciones y que se ven motivados por algún celo o envidia.

Cada palabra, deberás estudiarla y te darás cuenta si está dirigida en forma de crítica destructiva o si ha generado algún aporte para desarrollar la personalidad o mejorar la situación o cosa propuesta.

Ads

Rodéate de personas con buenas intenciones y no con aquellos que usarán alguna baja para propiciar un estado de baja autoestima en ti y de inmoralidad.

 

El momento adecuado

Se escucha en distintas charlas y predicaciones motivacionales, que aquello que es bueno elogiar en público y corregir en privado. Cierta es esta afirmación.

Las personas que profesan las críticas destructivas, instarán los momentos en los que sean el centro de la atención de muchas miradas para poder emitir su juicio. Mientras las constructivas se harán siempre en momentos oportunos.

Ads

Los momentos oportunos serán esos en los que se deba confrontar en privado, o si se ha pedido la opinión.