La Madre Teresa de Calcuta es una beata, la cual fue una monja católica de la India, y trabajo toda su vida por ayudar a las personas que más lo necesitaban, por medio de diversas misiones de caridad.

Ads

En donde esta fue beatificada para el año 2003 por el padre Juan Pablo II, luego de su muerte en el año 1997, por lo que la madre teresa de Calcuta es un gran ejemplo de vida para muchos.

Ya que esta gran mujer dedico toda su vida a ayudar a los más pobres, y a quienes no tenían nada para vivir, siendo una mujer que la humildad y la bondad la caracterizaban.

Por lo que despues de tantos años, es posible mantenerla presente en la vida de todas las personas, por medio de unas frases que representan un significado de gran valor.

Madre teresa de Calcuta, mujer de bondad.

Como ya hemos dicho, la Madre Teresa de Calcuta, fue una gran mujer en donde su valor principal era la bondad y la humildad, logrando ayudar a muchos por todo el mundo.

Ads

Lo cual era realizado por medio de la comunicación con todos los que necesitaban alguna ayuda, siendo la Madre Teresa de Calcuta una misionera de la las buenas cosas, en donde ayudo a huérfanos, enfermos y moribundos.

Por lo que nos dejó como legado una serie de grases que representa toda su bondad y buen corazón humanitario, el cual presto ayuda a miles de personas en el mundo.

  1. Las grandes cosas son muy complicadas de hacer en diversa oportunidades, pero las pequeñas cosas si se pueden hacer y sobre todo con mucho amor.

 

Ads
  1. Tu prójimo es importante, por lo que dedicar un tiempo a pesar en los demás nunca está de más.

 

  1. Las palabras, las miradas y los gestos llenan más el corazón de una persona necesitada que las palabras.

 

  1. El amor y la compasión son lo único necesario para llevar la paz, por lo que las bombas y las armas no deben de existir.

 

  1. Si las obras de cada día se realizan con fe y amor, las personas lograran llegar más fácil a la gracia de Dios.

 

  1. Si tú vives en sencillez, los demás también podrán vivir sencillamente.
  2. Una palabra corta pero dicha desde el corazón podrá sanar y su eco se lograra mantener por muchos años.