Hay personas a las que no les importamos, no te amarres a ellas

5

Aferrarse a algo o alguien es de sumo cuidado, aun más si lo que deseas es evitar el dolor. Cuesta más reconocer y soltar esa idea de quien nos está haciendo daño que coexistir con ella.

Ads
Uno de los aspectos que quizá limita en mayor medida nuestro crecimiento personal es el de aferrarse a una idea. Darle vueltas y sentirnos complacidos de que funciona para nosotros, cuando internamente sabemos que no es así.

Las ideas de tener una relación armoniosa y saludable con alguien, cuando la realidad es totalmente distinta, suele ser de lastre y gran retraso, además de ser un daño psicológico propio y falta de autoestima.

No te amarres a esas ideas, aprende a ser independiente emocionalmente, es duro, pero necesario, cuando eres autónomo en tus sentimientos puedes alcanzar metas propuestas sin tener una ligadura emocional.

 

Una mala inversión

Ciertamente debemos aprender de los malos momentos, o de las malas relaciones ya que es innegable que de toda experiencia no se puedan rescatar aspectos que nos ayuden a nuestro crecimiento personal.

Ads

Pero, no te amarres, no gastes tiempo de sobra que pudieras invertir en ti y en el desarrollo de tus objetivos y metas en personas que no lo merecen. Por muy duro que se lea y parezca debes colocar un límite en el tiempo invertido.

Cada cosa buena que hagas, tarde o temprano traerá su recompensa. Si bien te consideras merecedor de una relación con la persona que quieres, puede que no estés preparado.

O sencillamente estas siendo librado de una situación embarazosa posterior en la que te veas envuelto en sufrimiento y dolor, y eso ya es mucha pena. Sea cual sea el motivo de no tener a esa persona que quieres, aprende a soltar.

Ads

 

Discernimiento ante todo

Cuando no le importamos a alguien se reconoce a leguas, quizá su atención está envuelta en otros asuntos donde no somos prioridad. Lo cierto es que debes tener una estabilidad emocional para aceptarlo.

Resultado de imagen para Hay personas a las que no les importamos, no te amarres a ellas

Sentirse amado por uno mismo es saber también cuando retirarse, cuando merecemos respeto y cuando dejar una compañía que no nos coloca en el lugar que creemos merecer.

No te amarres incluso a la posibilidad de un cambio. Puede que la contraparte de tu historia se sienta que ha perdido algo valiosos cuando ya hayas desistido de la idea de volver estable una relación, y allí seas tu quien reciba la atención.

Ads

Pero no es una verdad absoluta, debes ser paciente, quererte a ti mismo, ser independiente y no te amarres a esa persona que hoy no te da la importancia en su vida.

 

Aprende a crecer

Cultiva tus ideas, y si es o no es la persona con la que compartirás el resto de tu vida, simple, no te amarres, las experiencias de nuestra vida son variadas y traen consigo momentos gratificantes.

Ver a una sola persona como un complemento exacto de ti, cuando ella no siente lo mismo es autolimitarnos a sentir la alegría de buenas relaciones.

Ads

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here