Cuando estamos iniciando una interacción con una persona, nacen muchos sentimientos y a veces algunas voces internas nos conducen a tomar malas decisiones con respecto a lo que debemos hacer.

Ads

Lo cierto es, que en algún momento de nuestra vida parece que nos aferráramos al algo o alguien y sabemos que tiende a ser perjudicial para nosotros, pero hacemos caso omiso a lo que nos conviene.

A veces, es necesario dejar ir las ideas emotivas que nos mantienen atado a una situación o a una persona y seguir adelante cuando el corazón nos está llamando a nuevas aventuras.

Pero, ¿Qué significa escuchar nuestro corazón?, aunque tengamos una definición un tanto terca de nuestro corazón y los sentimientos, al momento que nos pide dejar atrás algunas cosas debemos hacerlo y caminar por algo nuevo.

 

La razón del corazón

Ads

En toda situación que respecta a las interacciones con el entorno, siempre la luz de la razón irá antes de escuchar nuestro corazón, eso que llamamos conciencia, que fuera de todo insecto animado, es quién nos da una guía-

Obedecer a la razón no siempre será nuestra primera opción, es más preferimos dejarla como nuestro ultimo recurso, ya que pareciera contrario a los placeres que podamos llegar a sentir si nos arriesgamos a hacer las cosas.

El soltar nos hace crecer y por muy místico que seamos los seres humanos, siempre será una intuición, un llamado a sentirnos bien cuando nos desprendemos de una relación o algo que resulta nocivo para nosotros.

Ads

Resultado de imagen para Es momento de dejar atrás lo que no conviene para escuchar nuestro corazón

Si la conciencia y la voz que sentimos al escuchar nuestro corazón nos dice que ya debemos avanzar pero nos aferramos, estamos inevitablemente conducidos al fracaso que terminará en sufrimiento emocional.

 

Somos seres vivientes

Cómo seres vivientes biológicamente algo que no contribuye a nuestro crecimiento, paulatinamente nos va llevando a nuestra propia destrucción, es por ello que ese sentido intrínseco indefinido nos alerta sobre algo malo.

Estamos llamados a crecer, a madurar a desarrollarnos y nuestro corazón lo sabe. Por ello debemos escuchar nuestro corazón cuando nos advierte a dejar, cuando quiere experimentar cosas nuevas.

Ads

No hay porque temer, arriesgarse es parte de la vida, pero hay que saber controlar los riesgos cuando queremos obtener el éxito en cualquier situación, aunque la intuición nos lleve bruscamente a iniciar algo nuevo.

También como seres pensantes limitarnos a vivir en la cotidianidad se vuelve, dependiendo del tipo de personalidades, en algo tedioso y monótono, por ello asumir una decisión del corazón en alcanzar los sueños implica arriesgarse.

 

Vive tus sueños

Dios nos ha dotado a todos de una capacidad hermosísima, y es soñar, imaginar, sentir y pensar. No lo limitemos, no vivamos en cárcel autoimpuestas, démosle rienda libre a nuestra voluntad porque en ella esta la fuerza.

Ads

En la voluntad que nace al escuchar nuestro corazón es donde veremos el cambio favorable que necesitamos, para el logro de una vida satisfactoria, una vida fuera de lo común y sean las pasiones las que inunden nuestro diario vivir.