Charles Chaplin nació en Londres, Inglaterra el 16 de abril de 1889 y murió a sus 88 años en Corsier-sur-Vevey, Suiza, el 25 de diciembre de 1977. Chaplin fue un escritor, director, guionista, actor, compositor, humorista, productor y editor británico.

Ads

Es un exitoso genio del cine, principalmente de la cultura del siglo XX. Abundan sus obras maestras, auténticas y con mucha imaginación; ocupando uno de los lugares más emblemático y privilegiado en la historia del cine.

Charles en medio de sus escrituras hizo muchas obras representativas y muy llamativas, una de ellas es: “cuando me amé de verdad”. Poema que es muy reflexivo y lleno de emoción.

El poema habla del amor propio y sus diferentes etapas y conocimientos que debemos de tener para amarnos a nosotros mismos.

Cuando me amé de verdad

Me relaje en el momento que entendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar indicado, hora exacta y momento perfecto, ahí fue cuando me amé de verdad y entonces, comprendí que a eso se le llama… “AUTOESTIMA”.

Ads

 

Cuando aprendí amarme de verdad, entendí mi angustia y padecimiento emocional, no era sino una señal más de mi proceso contra mis verdades. En la actualidad sé que a eso se le llama… “AUTENTICIDAD”.

 

Ads

El día que me empecé amar de verdad, comencé a ver lo que acontece y contribuye en mi crecimiento y, deje de desear que mi vida fuera diferente. Se entiende por… “MADUREZ”.

 

Comencé a percibir lo ofensivo que es tratar de forzar alguna situación, o persona, cuando me amé de verdad, solo para obtener aquello que deseo, teniendo conocimiento de que posiblemente la persona no esté preparada o el momento no sea el correcto, incluso sin yo mismo estarlo. Ahora sé que a eso se le denomina… “RESPETO”.

 

Cuando me ame de verdad, comencé a desprenderme de todo lo dañino…, personas, situaciones, y de todo aquello que empujara hacia abajo. Mi razón consideró esa actitud egoísmo. Hoy lo llamo… “AMOR PROPIO”.

 

Ads

Dejé de tenerle miedo al tiempo libre y de claudicar grandes planes cuando me amé de verdad, renuncié a súper proyectos del futuro. Hoy por hoy, realizo lo que me parece correcto, lo que deseo, cuando realmente quiero, a mi ritmo y estilo. Eso es… “SIMPLICIDAD”.

 

Cuando me amé de verdad, dejé de querer tener la razón en todo momento, y así empecé a cometer menos errores. Descubrí que eso es… “HUMILDAD”.

 

Abandone el hecho de vivir en el pasado y de angustiarme por el futuro. Ahora solo me mantengo en el presente, donde la vida acontece día a día. Hoy solo disfruto y vivo un día a la vez. Y yo lo llamo… “PLENITUD”.

Ads

 

Cuando me amé de verdad, sentí que mi mente puede jugar conmigo y mis pensamientos, puede atormentarme y también decepcionarme. Pero cuando uno mi mente con el corazón, tienen una unión valiosa e increíble. Todo lo que hagas y pienses es… “¡SABER VIVIR!”.

 

Y con este reflexivo poema, Charles Chaplin nos enseña que la vida no se trata de las cosas que hacemos, sino como las percibimos; debemos tener más percepción para SABER VIVIR Y AMAR DE VERDAD.