Resultado de imagen de amenazas

Ads

Muchos pensamos que la prosperidad es una cuestión de fortuna, que unos nacemos para sufrirla y otros tienen la vida encaminada al éxito. Algo de cierto puede tener todo esto, pero lo que debes tener siempre claro es que depende de ti darte cuenta cuáles son esos enemigos que tienes y evitarlos o combatirlos según se de el caso.

1.Entorno de escasez:

Cuando creces en un ambiente relativamente pobre la posibilidad de progresar se reduce a conocer una persona con una riqueza considerable para que la ayude en los momentos que puedan ser angustiosos. La cruel ironía es que quien nace y crece en medio de la pobreza o la riqueza tiene las mismas posibilidades de perpetuarse en ella. Y si bien nadie puede escoger dónde nacer, si puede decidir el camino a seguir en la vida, siempre que luche por su progreso decididamente.

2. Indecisión

Las personas que no toman el toro por las astas y avanzan a paso incierto difícilmente saldrán de la pobreza en la que se encuentran. No dejes las cosas para después, arriésgate, apuesta por un cambio en tu vida. No dudes porque podrías estar perdiendo la oportunidad definitiva.

Ads

3. Postergación y pretextos

No dejes para mañana lo que puedes empezar a forjar hoy. La postergación de ese plan que tenías y los pretextos que pones para dejar de hacer esas tareas que tienes pendientes pueden terminar con el camino que ya estabas forjando.

4. Incapacidad de ahorrar

Ads

Piensa antes de actuar. Tus ingresos deben ser administrados con sabiduría. Cada vez que recibas tu sueldo piensa en que debes guardar por lo menos un 20%. Olvídate de ese porcentaje, planea vivir con lo que resta y comienza a ahorrar.

5. Miopía futura

No, nos referimos a algo de lo que se pueda curar en un oftalmólogo. Nos referimos a la incapacidad de proyectarse, de pensar en grande y en el futuro. Amigo, piensa que ṕuedes ser tu esa persona que triunfa y será el ejemplo de un emprendedor del mañana. Piensa en grande.