En las relaciones interpersonales, los problemas se presentan cuando menos lo pensamos, lo importante es no darle cabida en nuestras vidas. Resolver el problema reconforta, vivir en el problema es solo una elección.

Ads

En ocasiones entramos en pánico cuando los problemas llegan sin avisar, pero salir de los problemas con elegancia e inteligentemente nos hace más grandes, nos enseña que tenemos las soluciones en nuestras manos.

Los problemas, los conflictos y desavenencias provocan emociones fuertes y provocan sentimientos de malestar y hasta depresión, sin embargo cuando se busca salir de los problemas con elegancia generan confianza y fortalecen cualquier relación.

Para salir de los problemas con elegancia es fundamental conocernos a nosotros mismos, nuestros sentimientos, nuestras emociones y nuestras necesidades, eso nos permitirá comunicarnos de manera positiva con los demás.

Te presentamos algunas estrategias que pueden serte útiles para salir de los problemas con elegancia.

Valores que indispensables para resolver conflictos

Ads

Los conflictos o problemas o discrepancias son situaciones propias de las relaciones interpersonales. Los valores como la tolerancia, la calma, el respeto, la buena comunicación y la paciencia son las herramientas claves para resolverlos.

Conjugar todos estos valores te puede hacer salir de los problemas con elegancia. Aquí te presentamos algunas formas de hacerlo.

  • Espera que el otro recupere la calma.

Hablar con alguien intranquilo, agitado y sin cordura no tiene sentido alguno, pues no escucha y por lo tanto no comprenderá tus argumentos.

Ads
  • Comunícate en voz calmada

Hazle saber con palabras claras y directas que lamentas lo ocurrido y que seguro estas que existe una solución que será satisfactoria para ambos.

  • Mantén una actitud serena y de autocontrol

Muéstrate siempre con una actitud positiva y comprensiva ante el problema pues así generas empatía. Una actitud visceral te hace decir cosas de las que te puedes arrepentir.

  • Resalta los puntos de concordancia

Empéñate en resolver el conflicto, no en agrandarlo. Siempre habrán puntos de vista que los acercan. Mantén una actitud constructiva.

  • Evita el conflicto primero que todo

Resolver los problemas puede resultar agotador en ocasiones, más aún en problemas sobre temas sin trascendencia. No malgaste tu tiempo y tus energías.

  • Negociar es una gran estrategia

Debes estar dispuesto a negociar. No se trata solo de ganar, se trata de aprender y de encontrar soluciones que satisfagan a ambas partes. No busques culpables busca soluciones

 

Ads