Algunas veces las personas pueden decir cosas, que por muy inocentes que parezcan se logran mal interpretar.

Ads

Sin embargo, puede que estén cargadas de inocencia y no de malicia. Se debe tomar en cuenta que cada persona, piensa y actúa de una manera distinta, posiblemente su intención no sea ofendernos o hacernos molestar, pero depende de la manera en la que se dirijan o digan las cosas, pueden lograr que sus frases sean mal interpretadas.

  1. ¡vaya, has adelgazado muchísimo!

Por más que parezca un comentario cargado de buena intención, ya que demuestra ser un cumplido, el receptor lo puede interpretar como una crítica. Expresarle a alguien un cambio físico como este, puede referirse a que posteriormente estaba muy gordo.

  1. Uy, qué cara de cansado tienes.

Puede que sea un simple gesto de preocupación, por parte del emisor, pero muchas veces suele ser muy mal interpretado. Inconscientemente logra que de manera automática el receptor piense que ha de tener un aspecto fatal.

  1. ¡Te lo dije!

La persona ha cometido un error, pero esto no significa que debas molestarla reiteradas veces por lo sucedido, ya que puede ser muy irritante que le recuerdes tantas veces lo que ya se le había advertido y, que gracias a su terquedad, sucedió todo.

Ads
  1. “Repitiendo lo que anteriormente dije…”

Por el contrario, muchas personas se ofenden e interpretan esta dichosa frase como muestra de cansancio o molestia. Esto produce que el receptor se pueda sentir ofendido y logre tener una discusión.

  1. Luego lo hago/ Al rato

Sin duda alguna, esta frase puede lograr, que hasta la persona más tranquila pierda su calma. A muchos les ha pasado que necesitan que alguien les haga algún favor u otra cosa y por ser personas perezosas se quedan estáticas en un mismo lugar, haciendo perder la paciencia a cualquiera.

Ads
  1. “No me importa, has lo que tú quieras”

A pesar de que la pregunta que te hayan formulado te mantenga en un estado de indiferencia, a la persona que te ha preguntado le parece importante tu opinión y podrías mandar un mensaje muy erróneo si no encuentras como transmitir esa frase de manera sutil y no tan desagradable.

  1. “Buena suerte con…”

Es algo evidente que la tierra no se destruirá por desearle buena suerte a alguien, pero muchas personas pueden llegar a pensar, que no sientes que sean capaces de lograr algo sin necesidad de una ayuda por parte del universo. Logrando esto llevarlas a un estado de enojo.

  1. ¿Ya vas a empezar?

Posiblemente a la persona le importa mucho el problema. Y solo espera encontrar la manera de comunicar lo sucedido, mostrando que repetidas veces has hecho lo mismo, pero la mayoría del tiempo muchas de las personas reaccionan de manera defensiva, como si se les estuviese acusando de algo.

  1. Que problemático…

Posiblemente la persona solo quiere dar a entender, que no es necesario que se deban complicar tanto las cosas, pero por el contrario la mayoría de las personas toman una actitud agresiva, ya que, lo interpretan como una critica.