5 traumas de la infancia que nos acompañan en la adultez y no nos dejan superarnos

27

In visible box by 89928ef7d31b2507b202da52c1f10e83

Nuestra infancia puede llegar a ser determinante en muchos aspectos de nuestra vida, hay momentos que pueden afectarnos y no dejarnos jamás. Hoy te mostramos 5 de esos traumas con los que la gente vive hasta la adultez sin poder librarse de ellos.

  1. Pavor a ser rechazado: El miedo al rechazo es una de las heridas emocionales más duras, pues implica el rechazo a lo que somos. La persona que padece de miedo al rechazo no se siente bien consigo misma, siente que no se merece nada y eso es un trauma muy duro de vencer.
  2. Miedo a ser humillados: Esto se genera cuando sentimos la constante desaprobación de la gente.
  3. La injusticia hacia tus actos: La injusticia como herida emocional se origina en un entorno en el que las personas que se encargan de cuidarte son fríos y autoritarios. Se crea un ambiente en el que solo importa lo perfecto y la inseguridad es mucho mayor.
  4. Miedo a quedarse solo o a que lo dejen: Las personas que han tenido las heridas emocionales del abandono en la infancia, tendrán que trabajar su miedo a la soledad, su temor a ser rechazadas y las barreras invisibles al contacto físico.
  5. El miedo a la traición: Haber padecido una traición en la infancia construye personas controladoras y que quieren tenerlo todo para ellas. Sanar las heridas emocionales de la traición requiere trabajar la paciencia y la tolerancia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here