5 molestos gestos que hacen que no proyectes una buena impresión en público

2

In visible box by 89928ef7d31b2507b202da52c1f10e83

Sin darnos cuenta adoptamos formas de mirar, de caminar, de pararnos frente a los demás, que terminan siendo parte de nuestro estilo y a veces “nos delatan”, ya muestran aquello que no queremos dejar ver. Reconocer nuestros gestos y descifrar lo que expresan nos permitirá tener una comunicación más asertiva con los demás, así que toma en cuenta lo siguiente:

 

  1. Morder el labio inferior, uno de los gestos que delatan: Al morder el labio inferior, de uno u otro modo, comunicas un grado de rechazo. Sin que ni tú, ni los otros sean conscientes de ello, es uno de los gestos que va a ser interpretado como duda, o falsedad frente a lo que estás diciendo.
  2. Fruncir el ceño: El ceño fruncido es una señal de enojo, de molestia o de rechazo. La verdad es que se trata de uno de los gestos que en la mayoría de los casos se adopta por simple tensión. Sin embargo, hay quienes lo hacen con tanta frecuencia que terminan esculpiéndola en su rostro.
  3. Parpadear frecuente y rápidamente: Es uno de los gestos más difíciles de controlar, ya que se trata de una reacción casi automática por el nerviosismo. Lo peor es que cuando comenzamos a parpadear mucho y rápidamente, la atención de nuestro interlocutor se centra en este curioso gesto.
  4. Ocultar las manos cuando hablas: Las manos son expresión pura. Enfatizan, evaden, puntualizan o complementan lo que dices. Por eso cuando una persona habla y mueve mucho sus manos, es percibida por los demás como más espontánea y confiable. Genera la sensación de sinceridad.
  5. No sonreír o reír todo el tiempo: La sonrisa es, sin duda alguna, uno de los gestos que más corazones abre. Cuando alguien te sonríe, sin darte cuenta, te ayuda a disponerte positivamente en la conversación. Esto es un magnífico precedente para que el diálogo sea positivo, sereno y amable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here