4 millonarios que sintieron de cerca el fracaso y persistieron en su camino al éxito

5

La experiencia de fracasar puede ser una gran fuente de aprendizaje siempre y cuando la mires con la perspectiva correcta. Plantear que el fracaso es una experiencia necesaria si deseas ser exitoso, no es la forma más “inspiradora” de comenzar este artículo, puesto que, por mucho tiempo, ambos el éxito y el fracaso, han sido considerados escenarios completamente opuestos.

In visible box by 89928ef7d31b2507b202da52c1f10e83

El fracaso puede detenerte, pero no indefinidamente y eso lo debes tener bien claro. Y estas 4 historias te dejarán muy claro que el fracaso debe ser un impulso para seguir creciendo.

  1. Bill Gates: Muchas personas acreditan su éxito a un golpe de suerte, ya que tenía una grandiosa idea en el momento adecuado del boom tecnológico, y logró hacerse rico mientras perfeccionaba su producto. La realidad es que Bill Gates tuvo que enfrentar un rotundo fracaso antes de llegar a su idea de Microsoft. Originalmente Gates creó un producto llamado Traf-O-Data, el cual analizaba cintas de tráfico y nunca funcionó como debía. Nunca tuvo la esperanza de ser exitosa, esto nunca fue reflejo del potencial que tenía este emprendedor. Si tienes una idea, así sea una grandiosa, y no resulta como tú pensaste que resultaría, recuerda que aun tienes muchas ideas y oportunidades para intentarlo nuevamente. Una vez más.
  2. Stephen King: Uno de los novelistas más reconocidos de la era moderna, Stephen King, es conocido por ser el maestro de la novela de terror; su primera novela, Carrie, fue prácticamente un fracaso. Fue rechaza casi 30 veces antes de ser aceptada y finalmente publicada. Esta representó el inicio de una carrera llena de éxito. King consideró retirarse, y muchas personas lo hubieran hecho, sin embargo, su perseverancia lo condujo a la grandeza.
  3. Steve Jobs: Jobs creó Apple en 1976, la compañía había comenzado a crecer gracias al esfuerzo de sus fundadores, hasta 1985 cuando lanzaron un producto que fracasó totalmente. Lo más resaltante es que fue despedido de la propia compañía que creó; una persona común y corriente no hubiera podido superar este fracaso, pero Jobs era diferente, así que salió a crear NeXT; otra compañía que terminó en la quiebra. Apple compró la compañía y trajo de regreso a Jobs. Luego de esto Apple creó productos el iPod, iPhone y el iPad, todos ellos de la mano de su fundador.
  4. Walt Disney: Hoy en día Disney es un gigante del entretenimiento que difícilmente puede llegar a ser medido. Posee grandes activos como Marvel Studios y la franquicia de Star Wars, sigue produciendo películas que rompen taquillas y dirige miles de metros cuadrados en parques recreativos alrededor del mundo. Aunque muchos conocen sus primeros exitosos cinematográficos, pocos saben de las dificultades que tuvo que enfrentar para poder lanzarlos. Prueba de esto es que el primer estudio de Disney fue disuelto, ya que estos no pudieron pagar el arriendo. Muchas de sus primeras películas–clásicas como Pinocho–fueron un fracaso financieramente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here