3 historias de emprendedores que hicieron hasta lo IMPOSIBLE para lograr sus metas

2

Para todos aquellos que están emprendiendo, a veces es bueno relajarse un poco y lograr tomar un poco de motivación conociendo la historia de emprendedores no muy reconocidos por nombres, pero muy exitosos de todas formas. Hoy te traemos las anécdotas más interesantes de los emprendedores que ya han logrado el éxito.

In visible box by 89928ef7d31b2507b202da52c1f10e83
  1. Un concurso por televisión les dio el dinero necesario para financiarse: El emprendedor Nono Ruiz y su novia, Laura Muñoz, soñaban con tener un negocio de retail juntos. Por el 2006 lo lograron, pero a un costo terrible. Tuvieron que pedir prestados 80.000 euros a sus padres, quienes tuvieron que rehipotecar para poder ayudarlos. El negocio no daba lo suficiente para pagar las deudas así que eventualmente tuvieron que traspasar y buscarse empleos trabajando para otras personas. Lamentablemente la deuda seguía creciendo y creciendo. Un día, a Nono se le ocurrió entrar a un concurso de televisión para conseguir el dinero suficiente y ¡Lo lograron! Al final terminaron con dinero suficiente para pagar la deuda y repartirlo entre los dos. De hecho, ese fue el dinero que utilizaron para abrir su sitio web que cada 10 segundos produce una venta hoy en día.
  2. Corriendo hacia la fortuna: Luis Gosálbez no siempre fue el exitoso emprendedor que es hoy en día gracias a su empresa Metricson. En 2003 después de haber tenido que cerrar su primer emprendimiento, decidió ir a Silicon Valley para especializarse. Después de tocar varias puertas logró dar con una cita con uno de los inversores más importantes del sector que le interesaba. Alguien que podía abrirle todas las puertas que necesitaba. El día de su cita Luis se presentó de traje y corbata, pero cuando el inversor salió a recibirlo ¡estaba en ropa deportiva! El empresario le dijo a Luis “esperaba que me acompañaras a correr, ¡no sabía que ibas a venir vestido así!”, afortunadamente Luis estaba dispuesto a todo así que con su traje y su corbata se fue a correr como si nada. La reunión fue excelente, y de hecho le abrió las puertas que necesitaba para empezar su exitoso negocio.
  1. Perseverar definitivamente es lo mejor que sabe hacer un emprendedor: Ruiz de Arriaga era un abogado recién graduado cuando decidió invertir todos sus ahorros en una oportunidad inmobiliaria. El error es que Arriaga no había estudiado muy bien el mercado y la crisis inmobiliaria le estalló en la cara. Al poco tiempo la inmobiliaria con la que había invertido se declaró en una situación que judicialmente le permitía quedarse con las viviendas y el dinero… este último lo devolverían en 9 años como muy temprano. Ruiz obviamente no estaba muy feliz con su situación así que demandó a la inmobiliaria y ganó. Al poco tiempo buscó a otros perjudicados, los convenció de demandar y volvió a ganar, una y otra vez. Al poco tiempo, comenzó su propio despacho que hoy en día tiene un porcentaje de sentencias ganadas que llega al 95%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here