Imagen relacionada

Ads

La responsabilidad de criar un hijo es lo más trascendental para un padre. Hay cosas que por ceguera terminamos enseñándoles haciéndoles un gran daño. Por ello es que siempre debemos tratar de darles lo mejor, pero no TODO.

Hoy te mostramos 10 cosas que nunca deberás hacer por ellos si quieres verlos ser personas de bien:

1.- Quedarte al lado de alguien que no amas

Ellos saben cuando el amor se va, y no necesitas esperar a que encuentres a otra persona. Si es necesario alejarte de tu pareja, hazlo. Dejarán de ser pareja, pero unca padres.

2.- Permitir maltratos

Ads

No importa si es verbal o físico, los niños todo sienten. Los niños absorben todo lo que sucede a su alrededor. Evita que eso se desarrolle, tu hijo podría volverse una persona violenta.

3.- No poner límites
Hay padres que le dan libertad en demasía a sus hijos con la intención de no molestarlos, creando seres que quieren todo a su regalada gana. Hay que ser firmes y enseñarles a que no todo en esta vida será fácil.

4.- Dejar ir tus sueños

Tener un hijo no es un obstáculo. Termina tu carrera, abre un negocio, aprende cosas nuevas y compártelas con ellos.

Ads

5.- Poner a otros por encima de ti

Déjate escuchar, enséñales a no ser vulnerables y a hacer escuchar su voz. No permitas que vean que haces lo que dicen los demás.

Imagen relacionada

6.- Trabajar en exceso

Lejos del celular y la computadora, haz un tiempo para que realmente convivan, platiquen, vayan de paseo, aprendan algo nuevo juntos.

7.- Alimentación poco nutritiva, rica en comida chatarra

Ads

No seas facilista. No permitas que tu hijo consuma comidas chatarras por el simple hecho de que no tienes tiempo. Prepárale algo natural y hazlo crecer saludablemente.

8.- Obligarlos a seguir tus sueños
Deja que tus hijos crezcan de acuerdo a sus sueños, lo peor que puedes hacer es hacer que ellos intenten hacer lo que tú no pudiste lograr.

9.- Asumir SUS responsabilidades

Enséñales a tener responsabilidades. Tender la cama, ordenar sus juguetes, cumplir con las tareas de la escuela. Con estas acciones sencillas se comienza a forjar un adulto de bien.

10.- Ceder esa responsabilidad a otras personas

La vida está llena de situaciones inesperadas y quizá alguien de la familia, como tus padres o tus suegros, te ayuden con el cuidado de tus hijos. Lo único que te pido es que recuerdes que ellos están para disfrutar a los nietos; ya hicieron su trabajo con tu pareja y contigo, no son padres sustitutos.

Ads