10 cosas que deben saber tus hijos antes de morir

120

Tener un hijo es la más grande realización que puede tener una mujer en la vida. El más grande producto que tendremos junto a la persona que elegimos para tener a nuestro lado. La vida nos permitirá tener el tiempo suficiente de enseñarles a sobreponerse y afrontar la vida.

In visible box by 89928ef7d31b2507b202da52c1f10e83

Por ello debemos tener presente que cada acción que tengamos para nuestros hijos significará una arma para que afronte la vida. Aquí te mostramos 10 cosas que tienes que enseñarle a tu hijo antes de morir:

  1. Recuérdale a tu hijo lo grandioso que es,  cada día. Antes de que finalice el día no olvides decirle lo que deben mejorar, pero a su vez lo grandioso que se desarrollan en lo que hacen bien.
  2. Menciónale que una persona caprichosa, egoísta y mala gracia nunca podrá crecer en ningún lugar. Enséñale a ser empático y a entender a las personas.
  3. Enséñales a valorarse. El deber de toda madre es decirle a su hijo día a día lo valioso que es para los demás
  4. Insistirles a que sean capaces de cuestionar nuestro modelo y convencerles de que hacerle ajustes al “patrón de vida”, no es deslealtad ni falta de amor, sino un profundo compromiso de ir mejorando su propio sistema de vida y de familia.Imagen relacionada
  5. Asegúrales que en tu ausencia estará su padre. Que todas las decisiones que ustedes tomen como padres no deben ser juzgadas, porque simplemente ustedes están buscando lo mejor para él.
  6. Deja en claro la relación que tienes con tu expareja. ¿Qué caso tendría pues dejar a nuestros amados hijos e hijas con la daga clavada en la relación con tu ex?. Nuestros hijos no tienen la culpa de nuestro pasado.
  7. Intenta limpiar el camino para los que se quedan y amarles con profunda sinceridad e infinita gratitud.
  8. Entrégale a tus hijos un papel que contenga la siguiente frase: “Mis errores y mis miedos son míos”. Este será un gran tesoro para ellos.
  9. Hay que quitarnos nuestra capa de heroína. Que nos vean como somos realmente, esa es la mejor manera de liberarles. Que sepan que nos equivocamos y que eso no es lo grave, que todos lo podemos cometer. Una mamá que de vez en cuando baja los brazos, no es una mamá cobarde, es una madre maestra.
  10. Enseñémosles que cada que sea posible no nos necesiten. Que crezcan con y sin nosotros al mismo tiempo, eso les permitirá ser dueños de su propio camino, sin alejarse de nosotros al mismo tiempo.Imagen relacionada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here