Yo considero que el éxito es un camino, no un destino. Me baso en la raíz misma de la palabra éxito que viene del latín y tiene la misma raíz que la palabra “exit” (salida) en inglés.

Ads

Cuando piensas en el éxito como una salida que se amolda a tu estilo o tus necesidades, te liberas de conceptos que heredaste de tus padres, de la sociedad o del país donde naciste y tu entorno cultural.

Redefinir la palabra “éxito” se llevará la idea de que tienes que llegar a un determinado puesto, ser de la alta gerencia, o casarte antes de tal edad y tener hijos, o continuar con el negocio familiar.

El éxito, tu éxito, es lo que te da satisfacción y plenitud, aquello que puedes elegir y llevar adelante con tu estilo propio sin imitar a nadie. Puedes dejar de tratar de cumplir con algo que tal vez ni te interesa.

Porque si al éxito no se llega, sino que se lo transita, y retomamos la idea de que es un camino en vez de lugar o de un destino, de pronto, cambia el panorama.

Una mujer que  ha elegido trabajar a tiempo parcial para dedicarse a sus hijos pequeños y tener tiempo para sus actividades propias, es en sí misma una mujer exitosa, porque se ha adaptado a su realidad o a su deseo.

Ads

En esta etapa de su vida, ese es su éxito. Y si, pudiera querer hacer cambios porque dentro de su propia definición de éxito entran otros elementos, puede programarse para ir llevándolos a cabo en una nueva etapa, consiguiente.

El secreto de toda mujer exitosa es encontrar lo que le sirve a ella y no tratar de imitar un concepto de éxito que le funciona a otras personas.

mujer exitosa, puedes inspirarte en lo que les da felicidad a otros, ver de qué manera adaptar aspectos de su carrera o de su vida a la tuya; pero evita el imitar a terceros.

Ads

De la imitación viene la insatisfacción y la frustración. Es imposible ir en contra de tu estilo y aun así vivir una vida auténtica y satisfactoria. De ahí la importancia de que definas tu propio estilo, tu propia versión de mujer exitosa.

 

Muchas son las facetas en que una mujer puede hacerse exitosa, son grandes los zapatos que cualquier hombre trataría de llenar si quisiera imitarnos.

Una mujer exitosa puede ser fácilmente una gran empresaria y una madre ejemplar. Tanto más una esposa amorosa y una líder de su comunidad, por donde vaya, va dejando su huella.

Además, tienen como cualidad que siempre están actualizadas, son equilibradas, positivas, son visionarias y aprovechan al máximo las oportunidades que surgen a su alrededor.

Cualidades de organización y comunicación resaltan en una mujer exitosa, multifacéticas y flexibles, y adicional a esto siempre bien presentadas. Esta capacidad para desarrollarse como individuos es insuperable.

Ads

Estoy segura que te has identificado con muchas de estas cualidades, y si dudabas de ser una mujer exitosa, créeme, ya tu vida ha alcanzado niveles de éxito, y podrás destacar en muchos otros. Ser segura de ti misma, es el máximo galardón del éxito.