Usted puede ser el pez más rápido dentro de su estanque, pero si quiere llegar a mar abierto no puede ir solo, tiene que hacerlo en equipo.  Pero no puede rodearse de gente mediocre, recuerde que mientras más ambiciosa sea la meta más va a necesitar de un equipo que responda a la acción.

En los grandes océanos, los peces de aguas profundas son bravos. Agresivos. Locos. Rápidos. En ese nivel no hay espacio para el miedo, así que asegúrese de dejar todo miedo atrás.

Si usted quiere millones, tiene que ser un pez de alta mar.
Un gran empresario, no un simple comerciante
Un hombre de billetes, no de monedas.
Un hombre , contratos, regalías, proyectos.. No solo alguien que sufre por un sueldo
Usted tiene que olvidarse de la mentalidad de “fin de mes”. El fin de mes y la quincena NO EXISTEN

Si usted quiere, si de verdad quiere ser exitoso, debe tomar decisiones. Piense en esto:

Tiene que ser odiado por pocos para ser amado por muchos
Tiene que dejar el pensamiento de segunda para tener una vida de primera

Es inevitable, es el precio. Si quiere éxito para su vida, tiene que enfrentar a los mediocres y tiene que hacerlos de lado.

Tiene que romper huevos, para hacer tortillas

La verdad es que los conformistas no pueden influenciarle. Usted puede frecuentarles, pero no consultarles. Puede escucharles, pero nunca someterse a sus consejos.
No haga como hacen los perdedores que cuando empiezan algo dicen: “hay que dedicarle tiempo”. Falso. Esa es expresión de tibios. A su negocio usted no le tiene que dedicar tiempo, le tiene que poner vida. Piense en eso: los perdedores dedican tiempo, los ganadores ponemos vida.