Ads

Si descubrir el autosaboteo fuese fácil, la industria de la psicología estaría en quiebra porque nadie necesitaría ir a terapia. Pero tristemente no es fácil, y mucho menos cuando el autosaboteo es inconsciente y no se presenta de una manera obvia. Por eso es importante monitorear nuestro propio comportamiento y de cuando en cuando sentarnos a ver si hay alguna señal de que estamos cayendo en un autosabotaje:

  1. Buscas culpable: Cuando pasa algo malo, lo primero que haces es buscar un culpable, sea en ti o las personas que tienes alrededor. El problema con esto es que no sabes cómo buscar soluciones, porque te quedas enfrascado en buscar la culpa.
  2. Piensas que el universo está en tu contra: Siempre sientes que el mundo está en tu contra. Está bien sentirte frustrado de vez en cuando, sobre todo cuando tienes un día difícil. Sin embargo, asegúrate que esto no se vuelva una constante.
  3. Te tomas todo de manera personal: No puedes tomarte toda crítica como algo personal, sobre todo cuando se trata de una crítica profesional. Las críticas hacia tu trabajo, no son críticas hacia ti como personas. Cuando empiezas a tomarte todo de manera personal, tu estado de ánimo empieza a depender de lo que los demás digan en momentos determinados.
  4. Te importa demasiado lo que piensen los demás de ti: Sientes que tienes que cumplir con las expectativas de los demás todo el tiempo. Por lo que no estás viviendo la clase de vida que debes vivir sino la que los demás esperan que tengas. Estás en el camino rápido para sentirte frustrado contigo mismo.
  5. Te quejas en exceso: Que te quejes brevemente cuando algo malo pasa, es de esperar. Después de todo no eres un robot, es normal que tengas sentimientos negativos ante estímulos negativos. El problema es cuando se vuelve algo cotidiano y empiezas a quejarte de todo, todo el tiempo. Gastas tiempo y energía.
  6. No te organizas: Esta es otra gran manera de perder tiempo. Si nunca puedes encontrar nada cuando lo necesitas, es momento de ponerle orden a tu vida. Es mejor gastar tu tiempo trabajando en tus proyectos que buscando lo que necesitas para empezarlos.
  7. Eres impuntual: No saber manejar tu tiempo te hace una persona inmadura, irresponsable e irrespetuosa. Si quieres ser exitoso, es momento que aprendas cómo comportarte como un adulto.
  8. No te haces responsable: Siempre recurres a miles de excusas, nunca eres tú el del problema, siempre son los demás. Si pasas tanto tiempo buscando excusas, invierte la misma cantidad de tiempo buscando soluciones también.
  9. No te respetas a ti mismo: No cuidas de tu cuerpo, de tu mente, ni de tu bienestar emocional. Si no estás bien, olvídate de poder alcanzar tus metas.
  10. No eres persistente: Empiezas algo y a los pocos días lo abandonas. Recuerda que ser consistente es gran parte de ser exitoso.