Empezar desde nuestro hogar puede ser una gran manera de emprender, nos puede dar mucha flexibilidad y dar un balance preciso de entre la vida personal y laboral. Pero como todo, puede tener ciertas fallas. Conoce los ocho errores que debemos evitar a la hora de emprender desde nuestro hogar.

Resultado de imagen para trabajar desde casa

 

  1. Pasar mucho tiempo en casa. Tómate tiempo fuera para hacer reuniones cara a cara que te ayuden a impulsar tu negocio. Planea citas para comer con clientes o aliados, asiste a grupos de networking. No te limites a solo trabajar desde casa.
  2. Tener un horario 24-7. Te sientes culpable de no estar trabajando, por lo que nunca te desconectas, Pero no es sano, administra tu tiempo y no te satures.
  3. Permitir interrupciones. Sin un jefe que esté al tanto de lo que haces, es sencillo distraerse. Pero cuando te encuentras constantemente en el “modo interrumpir” puedes afectar el enfoque de tu negocio. Para combatir las interrupciones. Recuérdales a tus familiares o niñeras que sólo te busquen si es urgente.
  4. Depender demasiado de los seres queridos.  Sin colaboradores cerca de ti, puedes fácilmente caer en el hábito de hablar de los problemas del negocio con tu pareja o amigos. Intenta conectarte con personas en tu industria y tener un equipo de consejeros o un grupo de emprendedores desde casa.}
  5. No tener un área de trabajo. Incluso si no vives en una gran casa, debes tener un espacio dedicado únicamente al trabajo. Elige una habitación poco usada o un rincón vacío donde puedas crear una barrera física entre el trabajo y la casa.