¿Pronto asistirás a una entrevista de trabajo? Si tu respuesta es positiva, debes estar preparado/a para cualquier pregunta y así dar una excelente primera impresión.

Estas son algunas preguntas que pueden realizarte y las recomendaciones para responder con seguridad y audacia.

Resultado de imagen para entrevista de trabajo

Háblame de ti…

 

Esta solicitud es un clásico cuando se inicia la entrevista y es algo que debes responder con facilidad. Lo primero que debes de tomar en cuenta es que tu contestación tiene que ser breve y clara. Debes ofrecer una respuesta bastante especifica en la que expliques tu experiencia profesional y algunos rasgos positivos que tienes como trabajador, demostrando que cumples con el perfil que ellos buscan. Puedes culminar mencionando lo importante que es esta oportunidad de empleo para ti.

Resultado de imagen para entrevista de trabajo

¿Por qué dejaste tu último trabajo?

 

Esta pregunta puede ponerle los pelos de punta a cualquiera. Si te despidieron de tu último trabajo, vas a tener que explicarlo mostrando lo que has aprendido de la experiencia y la manera en que has enfrentado dicha situación de despido. Si te despidieron, sé honesto/a y explica la situación con seguridad. Si dejaste el trabajo voluntariamente, haz referencia a una característica específica que te atrae de la empresa para la que estás siendo entrevistado. Debe ser una característica que tu anterior empresa no tenía.

Resultado de imagen para entrevista de trabajo

¿Por qué quieres trabajar aquí?

 

El entrevistador tratará de conocer tus verdaderas motivaciones para querer este trabajo. De alguna forma necesitas demostrar que quieres llegar a ser parte de la “familia”. Habla sobre cosas que te gustan de esta compañía y culmina mostrando nuevamente cómo tus puntos fuertes se cumplirán perfectamente con las necesidades del trabajo.

Resultado de imagen para entrevista de trabajo

¿Tienes alguna pregunta?

 

Decir “no”, no es la respuesta correcta. Es verdad que no conviene hacerle muchísimas preguntas al entrevistador, pero si no se hace ninguna, se puede confundir con falta de interés. Además, se puede aprovechar para hacer preguntas sobre el cargo que ejercerás y, en caso de que no se haya hablado del tema, puedes hablar de tu posible salario.